lunes, 24 de febrero de 2014

La Mari espiritual: El cuento de "La Rana sorda"

Hola, hola...

Esta semana no he andado mucho por aquí, es más, ayer no publiqué ni boletín (intentaré que no se vuelva a repetir) Pero he estado haciendo cosas tan poco creativas esta semana que la musa de la inspiración me ha abandonado totalmente.

Y es que, entre quitar fondos a fotos para la tienda online de cervezas, trabajo con Photoshop aburrido y monótono donde los haya. Y estrecharme ropa por haber perdido varias tallas (os cuento mi secreto aquí) otra tarea de lo menos creativa, he pasado toda la semana.

Ayer navegando un ratito por la red, a ver si mi musa volvía, me encontré con un cuento de autoayuda (me encantan este tipo de cuentos y temas, tengo que reconocerlo) que me pareció que debía compartir con todos vosotros.



La Rana Sorda

Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo.

Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.

Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.

Las otras seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles. Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Ella se desplomó y murió.

La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.

Una vez más, la multitud de ranas le gritaba y le hacían señas para que dejara de sufrir y que simplemente se dispusiera a morir, ya que no tenía caso seguir luchando. Pero la rana saltó cada vez con más fuerzas hasta que finalmente logró salir del hoyo.

Cuando salió, las otras ranas le dijeron: "Nos da gusto que hayas logrado salir, a pesar de lo que te gritábamos".

La rana les explicó que era sorda, y que pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y salir del hoyo.

Moraleja

1. La palabra tiene poder de vida y muerte. Una palabra de aliento a alguien que se siente desanimada puede ayudar a levantarla y finalizar el día.

2. Una palabra destructiva dicha a alguien que se encuentre desanimada puede ser lo que la acabe por destruir. Tengamos cuidado con lo que decimos.

3. Una persona especial es la que se da tiempo para animar a otros.

Una referencia relacionada:

En los Estados Unidos, en la NASA, hay un póster de una abeja, el cual dice así:

"Aerodinámicamente, el cuerpo de una abeja no está hecho para volar, lo bueno es que la abeja no lo sabe"

¿Qué te parece si hacemos oídos sordos a las cosas negativas y comenzamos a animarnos todas y todos para que este año 2014 vaya mucho mejor para todos...?

Si te parece bien, súmate a la causa, nadie te va a felicitar, pero la satisfacción propia de hacer algo por los demás, es la mejor recompensa.

Y esto es todo por hoy, y como no podía ser de otra manera, me despido con un tema para levantar el ánimo "Happy" de Pharrell Williams.

Feliz día a todos.


“Ponte de frente al sol y las sombras quedarán detrás de ti” – Proverbio mahorí

Sigueme

Sigueme

Enlaces en el texto Coobis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir en redes sociales